domingo, 3 de febrero de 2013

Desengaño

Se trata de una de las vías más antiguas de la capital. Su nombre ya aparecía en el plano Pedro Teixeira en 1656. Para justificar su nombre, Madrid ha recurrido a una leyenda, con múltiples variantes. En ella se dice que dos caballeros que iban a batirse en duelo –al parecer, por el amor de una dama– al ir a cruzarse los aceros, una misteriosa sombra negra cruzó los estoques. Los dos hombres la siguieron, olvidando su querella. Después de una larga búsqueda encontraron un repugnante cadáver tendido sobre una tapia. La respuesta de los caballeros ante ello fue: «¡Qué desengaño!». Su fama se ha multiplicado tras el uso de esta calle en la serie «Aquí no hay quien viva».